Chávez – el branding a favor de la revolución

Después de quince días fuera de casa, me encuentro de nuevo en Medellín. Las vacaciones, aunque cortas, han llenado mi mente de nuevas ideas. El branding como era de esperarse nunca dejó de estar ahí, detrás de nuestros ojos. Esperando cualquier detalle para analizar, esperando por esa marca diferente, esperando encontrar algo lo suficientemente interesante para contar al regreso.

Venezuela, una marca que en los últimos años ha sufrido fuertes cambios en su identidad, es hoy la razón de este post, pero no hablaré de marca país. Pienso que detrás de esta hay algo o alguien que ha tenido mucho que ver con esos repentinos cambios; y es él, la marca política detrás de la marca país, el artífice de una estrategia militar llamada ¡Chavismo!

El caso Hugo Chávez ha sido, en los últimos años, material de estudio de numerosas escuelas de derecho, ciencia política y de comunicación, entre otras; pero desde la perspectiva del branding no ha sido analizado en profundidad. Y aunque algunos dicen que es mejor no hablar de política, fútbol o religión; hoy pienso encaminar mi discurso hacia dos de estos temas. Si es usted, querido lector, un ferviente defensor de Chávez, o de lo contrario es un vehemente opositor de sus ideales de revolución; me alegra decirle que acá encontrará una visión NO polarizada del tema Chávez. Los temas que trataré estarán ligados totalmente al branding y no pretenden ser parte de una batalla política que no me concierne, por el contrario, pretendo plantear una idea más fresca y argumentada de cómo Chávez se convirtió en marca. Si usted es chavista aproveche este artículo para conocer su marca; si usted es opositor, esta será la mejor oportunidad para entender mejor a su competencia.

PINTADAS CON EL ROSTRO DEL PRESIDENTE HUGO CHÁVEZ EN CARACASGoogle imágenes

Los militares tienen una gran ventaja cuando se habla de estrategia, ya que los mercados no son otra cosa que: el campo de batalla de un sin número de marcas que buscan sobrevivir en medio de los disparos publicitarios de su competencia. Y es este el primer punto a favor del Chavismo, movimiento que en manos de su líder se convirtió en marca; su educación militar hizo del ex presidente venezolano un gestor de marca muy aplicado, hombre que no pensaba desde la política, sino desde la batalla; porque su afán no era el de prometer la solución de necesidades, como hacen la mayoría de candidatos políticos; su afán era crear una historia de guerra, que iniciaría una estrategia política, en pro de fidelizar ese target que el mismo denominó “olvidado”.

Voy a tratar de contemplar los puntos más importantes de la estrategia, que le dio vida a la historia de la marca Chávez. Se que es difícil resumir 14 años en un post, pero no por eso voy a dejar de intentarlo.

1. Cargarse de símbolos: para que una marca nazca debe crear primero un universo de marca reconocible; etapa que Chávez tuvo muy clara cuando seleccionó el rojo como color de su partido. El color rojo esta asociado directamente a la revolución y a los ideales de libertad, y es esta la razón por la cual en Venezuela el oficialismo se viste de rojo, en comparación a los opositores que se visten de azul.

Pero ¿Cuál es la historia detrás de estos dos colores? El historiador Robert Lacey en su libro “Aristócratas” nos da una respuesta que data de la Edad Media, en medio de la reconquista cristiana en la península ibérica.

“Fueron los españoles los que le dieron al mundo la noción de que la sangre de un aristócrata no es roja sino azul. La nobleza española comenzó a formarse alrededor del siglo IX de una manera clásicamente militar, ocupando tierras como guerreros a caballo. El proceso continuó por más de quinientos años, reconquistando secciones de la península a sus ocupantes moros, y un noble demostraba su pedigrí levantando su espada para mostrar la filigrana de venas con sangre azul bajo su piel pálida – prueba de que su nacimiento no había sido contaminado por el enemigo de piel oscura.”

Estos dos colores son el símbolo latente de una división social cargada de historia. Aquellos nobles de sangre azul, que representan la riqueza de la sociedad burguesa; en contraposición a aquel pueblo obrero y trabajador, de sangre roja, que busca la libertad. Es la revolución venezolana el ejemplo actual de esta historia.

Porque la elección del color en una marca no puede ser una decisión meramente estética, los colores pueden generar grandes cargas simbólicas, si se establece desde su elección una estrategia clara dentro del mercado.

ChavezGoogle imágenes

La vestimenta militar de Chávez, alude al respeto que tienen los venezolanos por las fuerzas armadas, esto debido a la carga histórica que ha dado Bolívar con todas sus batallas. La boina de color rojo a su vez es un símbolo de libertad, símbolo que nace en la Revolución Francesa con el gorro frigio, elemento usado por grupos revolucionarios alrededor del mundo, y utilizado en muchos escudos patrios para referirse a la libertad de los pueblos.

2. Toda guerra necesita un enemigo: hoy Venezuela es una nación polarizada, con una división social latente, un país de rojos (oficialismo) y azules (oposición). Pero es este a mi parecer, el primer paso del plan; no se puede luchar contra un fantasma, y aprovechar los ideales Marxista en pro de la revolución, es una estrategia bastante fácil de dominar. De este modo, Chávez inició su discurso dividiendo al pueblo en dos: la burguesía o clase alta, y el pueblo o clase baja. Su ideología tomó tanta fuerza que logró dividir al continente. Utilizó como símbolo de competencia a los EEUU, a los cuales llamo imperialistas; de igual forma denominó a Colombia como seguidor del movimiento capitalista americano, un “lacayo del imperio”.

Video: Bush es Mr. Danger

Un mercado sin competidores no crece, es por esto que la decisión de crear competencia no es del todo absurda. De hecho si quieres fidelizar a tus seguidores, debes tener a alguien a quien ellos puedan odiar; como lo hacen Apple y Samsung, o en el mundo de las bebidas gaseosas, Coca-Cola y Pepsi.

3. Apropiarse de un target: después de tener con quien competir, inicia la verdadera guerra. El mercado esta ahí esperando por opciones, es el momento de seleccionar el target al cuál dirigirse, el momento de apropiarse de la cuota de mercado más alta, el momento de enamorar a tus audiencias.

Y es en este punto donde debo aplaudir la astucia del Chavismo; se apropió de un target olvidado por los anteriores gobiernos venezolanos, tomó a las clases más bajas entre sus brazos, y les dio una opción para unificarse, en pocas palabras los convirtió en masa; creando un momento apropiado de fidelización. Como lo expresa el escritor Elias Canetti en su libro Masa y poder: las masas siempre quieren crecer, las ventajas de un grupo generan confianza y fomentan la unión de nuevos miembros. En el interior de la masa siempre reina la igualdad, por esto la facilidad de luchar por un fin común. Por último, la masa se mueve en una dirección, y es esto lo que permitió fidelizar a los chavistas, ya que Chávez trazó una meta que se ubicaba por encima de las metas individuales de la masa, dándole de alguna forma, un destino por el cuál luchar.

20130311-032335Google imágenes

4. Confunde y reinarás: El mercado es un gran tablero de ajedrez, y en algunos casos debes sacrificar peones para poder llegar al rey. Sin embargo, en ajedrez existe una jugada bastante interesante en donde el peon toma real importancia, coronar un peon, esto ocurre cuando un peon recorre el tablero hasta el extremo oponente sin ser derrotado. Pero ¿qué tiene que ver esto con la Revolución Bolivariana? Fácil, coronar un peon, es cuestión de tiempo, es más, a veces solo debes hacer que tu oponente  olvide al pequeño peon, y esto lo logras creando distracción.

Chávez pasó del anonimato al conocimiento público, realizando un golpe de Estado intencionalmente fallido. En el golpe de Estado contra Carlos Andrés Pérez en 1992, Chávez falla y es enviado a la cárcel, para muchos la derrota, para un militar estratega, la única forma de convertirse en el símbolo del pueblo. Y es el discurso que da por televisión frente a miles de venezolanos el que lo convierte en marca; presentándose a sus futuros seguidores, con una boina roja y su traje militar crea una analogía directa con las fuerzas armadas y con las batallas de Bolívar. Además aprovecha su discurso para responsabilizarse del hecho ocurrido y ratificar su interés por el cambio, es la mejor forma de unirse a esa masa insatisfecha, en pro de convertirse en su futuro líder.

Esto era tan solo el comienzo. Después de llegar al poder, Chávez proclamó una serie de cambios que no son otra cosa que estrategias de branding, para consolidar su marca en la mente de los venezolanos. Brevemente mencionaré algunas:

  1. Cambió el nombre del país, de República de Venezuela a República Bolivariana de Venezuela – con el fin de relacionar su marca personal con el nombre del libertador Simón Bolívar .
  2. Introdujo el prefijo Poder Popular a todos los ministerios públicos – de esta manera asoció su marca a las clases menos favorecidas.
  3. Cambió la moneda, eliminando 3 ceros, y le puso como nombre Bolívar Fuerte – con la palabra fuerte, impulso una creencia de recuperación económica sobre una moneda totalmente devaluada.
  4. El caballo Bolivariano – “ese caballo pudiera correr a la izquierda al galope” dijo Chávez, en petición a cambiar la posición del caballo del escudo de Venezuela. Transformar un símbolo patrio tiene fuertes implicaciones ideológicas, el giro del caballo refuerza totalmente su ideal izquierdista.

TRASLADO DEL F…RETRO DE CH¡VEZ A LA ACADEMIA MILITAR EN CARACAS

  1. Exhumó los restos de Bolívar – bajo la creencia que el libertador había sido envenenado por sus enemigos, de hecho acusó al imperio del norte y al colombiano Francisco de Paula Santander de su muerte. De esta manera intensificó la imagen de lucha contra el imperio y la burguesía.

Hoy estoy seguro que nada de esto obedece a cambios políticos sin importancia, o a las locuras del Presidente de una nación. Cada una de estas acciones fue pensada para consolidar la marca Chávez en el cerebro de Venezuela y el mundo; cargando de significados a su marca, y adueñándose del arquetipo Simón Bolívar. Al punto que muchos aseguran hoy en día, que Chávez es el Bolívar del siglo XXI.

bolivar-chavez-2

Pero las marcas perduran en el tiempo, y es por esta razón que después de 14 años como Presidente, Chávez muere como ser humano, pero continúa como marca vendiendo los ideales de Revolución Bolivariana. Para que esto pase, hay que mitificar el símbolo creado, y es este el último punto de la estrategia revolucionaria.

5. Muere el hombre, viven sus ideas: y es entonces como el sepelio del líder político se convirtió en la mejor excusa para fidelizar aún más su marca, ríos rojos de gente acompañaron al mandatario hasta el Cuartel de la montaña (antiguo Museo Histórico Militar), actual Museo de la Revolución Bolivariana. De esta manera como si de un faraón se tratara, sus herederos ideológicos con la intención de perpetuar la marca,  intentaron embalsamar su cuerpo y colocarlo en una urna de cristal abierta al público. Aprovechando al máximo su imagen, en pro de crear el mito. La alta presencia militar con boinas rojas, acompañaban perfectamente el grito de sus seguidores, “Chávez no murió, se multiplicó”.

TRASLADO DEL F…RETRO DE CH¡VEZ A LA ACADEMIA MILITAR EN CARACASGoogle imágenes

Sumado a lo anterior, la entrega de la espada de Bolívar sobre su féretro permitió a la marca apoderarse de ideales de respeto, independencia y libertad, comparándolo a Bolívar y convirtiéndolo en un héroe del pueblo. Todos estos actos han perpetuado la idea en el poder, al punto de invocar en el entierro un llamado político a la unión, para no permitir caer en las manos de las clases altas de nuevo. Elemento que aprovechó el actual Presidente Nicolás Maduro, quien debe su posicionamiento a la marca Chávez. Porque Venezuela no votó Maduro, eso es algo que el mismo sabe, Venezuela votó por la fidelidad a una marca que los acompañó por 14 años. Lo dice su slogan de campaña y lo reiteran miles de seguidores, que ven a Maduro como una continuación de la marca Chávez, mientras gritan: “Chávez te lo juro, mi voto es pa’ Maduro” – “Chávez por siempre, Maduro presidente”.

Y aunque considero que la marca Hugo Chávez posee elementos estratégicos absolutamente extraordinarios, no deja de ser una marca personal. La cual terminará muriendo con el tiempo, pasando de ser un mito a un simple recuerdo de la historia. Chávez era un gran estratega, y gracias a esto logró transferir su poder a Maduro. Pero ¿podrá Maduro hacer lo mismo con su sucesor?

Anuncios

  1. Buenas tardes,

    Primero de todo felicitarte por el trabajo que conlleva redactar un post tan completo y justificado. Un tema delicadísimo llevado con mucha elegancia, objetividad y respeto…¡Sí señor!

    No puedo decir nada que no hayas dicho ya, solo comentar que antes de iniciarme en el mundo del branding y la comunicación, tendía a juzgar discursos como los de Chávez, personalmente nunca me gustaron las figuras (de cualquier ámbito) que actuaban con intenciones claras de ser salvadores o gurues de algo…pero e aquí el fallo…el fallo del desconocimiento. Todo tiene su porqué, todos tenemos un público objetivo y una necesidades y siempre hay alguien capaz de detectarlas y llevarlas de una manera estratégica a su terreno. Creo que es importante artículos como el que has publicado hoy porqué abren las puertas al conocimiento y a saber observar con perspectiva y conocimiento.

    ¡Enhorabuena!

    • Como me alegran tus palabras 😀 !!! A veces es complejo escribir sobre temas como este. El problema de la política, la religión y el futbol radican en la alta polarización de los ideales, que generan diferencias absurdas entre las masas. Cuando decidí escribir sobre el Chavismo, sabía que las sensibilidades de los dos bandos podrían crear uno que otro comentario negativo. Sin embargo cuando abordas un tema desde la objetividad del branding, dejas claras mil cosas a las que no se les presta la suficiente atención cuando se está cegado por la fuerza ideológica de una masa.

      Podemos juzgar al hombre, pero no a la marca. La marca analiza su entorno y busca la manera de explotar al máximo una necesidad encontrada en este. Los usuarios están ahí, ellos simplemente esperan algo o alguien que pueda satisfacer sus necesidades.

      A nosotros como consultores no nos pagan solo por ser creativos, nos pagan porque podemos ver los problemas de nuestros clientes con distancia y perspectiva.

      Gracias por leernos Sonia, tu comentario me llena de ganas de seguir escribiendo!!!
      Un abrazo y un Bran Día para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: